Noticias y novedades de hosting y dominios

Mantente informado en nuestro Blog

Te iremos contando todas las novedades de ConfigBOX y otros temas de interés

Alojamiento web con discos duros SSD - 31 August 2015

Hosting con discos duros SSD

Últimamente estarás leyendo en los principales proveedores de hosting (por supuesto en ConfigBOX también) que utilizan discos duros SSD - Solid-State Drive-  (especialmente en los servidores virtuales y dedicados).


En sus inicios este tipo de dispositivos de almacenamiento, especialmente por su alto coste, estaban limitados al uso militar y aerospacial, pero poco a poco, como cualquier componente tecnológico se han ido haciendo más asequibles y han llegado al sector empresarial y particular.

En el caso particular de los proveedores de alojamiento web somos ya varios los que los estamos integrando en nuestro hardware por la mejora de rendimiento que suponen.

 

En qué se diferencian de los discos duros tradicionales
Hasta ahora solían utilizarse discos duros por ejemplo SATA o SAS. El funcionamiento de estos discos se basa en que dentro de un disco duro hay varios platos (entre 2 y 4), concéntricos y recubiertos de una capa magnética que giran todos a la vez. El cabezal (dispositivo de lectura y escritura) es un conjunto de brazos alineados verticalmente que se mueven hacia dentro o fuera según convenga, todos a la vez. En la punta de dichos brazos están las cabezas de lectura/escritura, que gracias al movimiento del cabezal pueden leer tanto zonas interiores como exteriores del disco para escribir o localizar los datos que solicitamos.
Lo que hacen los discos duros SSD (en realidad no son discos propiamente dichos) es sustituir estos mecanismos de discos magnéticos, brazos y cabezales por chips y memoria flash, que los hacen más resistentes y sobre todo muchísimo más rápidos.
Las principales ventajas de los SSD en los servidores de alojamiento son …
La velocidad de escritura y lectura de datos es muchísimo mayor y mejoran mucho las latencias.
El rendimiento es constante, independientemente del espacio disponible en la unidad o de que los datos estén muy dispersos
Generan menos calor, lo que favorece la refrigeración del servidor.
Al disponer de menos partes móviles y mecánicas se reducen las posibilidades de averías.
En general , el rendimiento del servidor de alojamiento es notablemente superior.